October 24, 2017

La Terapia del Campo Punto Cero

La Terapia del Campo Punto Cero permite la sanación instantánea o muy rápida de un enorme número de enfermedades en un porcentaje altísimo de casos. Su base es el amor absoluto. Parte del cuerpo-alma humano en su conexión cósmica. Cerebralmente opera mediante la elevación de la frecuencia relativa de las ondas del Campo Punto Cero. Es factible en cualquier individuo medio.

A partir de eliminar las emociones y creencias negativas e instalar las emociones y creencias positivas, así como de eliminar elementos energéticos y espirituales negativos, la terapia eleva el nivel vibratorio de la persona, su condición espiritual, su bienestar en la autoestima y su equilibrio emocional a partir del amor, la alegría y la gratitud hacia sí mismo, hacia los demás y hacia el cosmos.

La Terapia del Campo Punto Cero es una fusión de varias fuentes científicas y espirituales: la física cuántica, las neurociencias y la programación neurolingüística, la teoría de la información, la teoría dinámica de la comunicación y el lenguaje, el conocimiento de los chakras, los estudios de Bárbara Brennan sobre el aura; las filosofías del taoísmo, el budismo y de las culturas amerindias; el chamanismo mexicano, las constelaciones familiares, la bioenergética de Wilhelm Reich y sus derivaciones, la sanación del Campo Punto Cero (que difunde de manera accesible y modernamente saberes milenarios de sanación del Asia), la terapia del Despertar de Cheri Gannon, la terapia de expansión de la conciencia de Oswaldo Peredo y los conocimientos de la enfermedad como símbolo en tradiciones metafísicas como las de Hay y de Dahliger, los saberes condensados en la forma de orar de los esenios desde antes de Cristo, el Kybalion (documento del siglo XX que afirma nutrirse de la tradición egipcia milenaria), etcétera.

La terapia emplea energías de carácter cósmico y trascendental, conlleva una elevación espiritual. Sin embargo, también es dado explicar o postular hipótesis sobre su funcionamiento en el plano energético. Estas son algunas de las muchas especulaciones sobre ella en lo científico, pero que deben ser sometidas todavía a largos protocolos y demostraciones de investigación:

• La alteración de las frecuencias relativas de las ondas cerebrales.

De acuerdo a estudios en meditación e hipnosis profunda, podemos esperar alguno o varios de los siguientes fenómenos –por demostrar- durante el proceso terapéutico: peculiar correlación ondas del Campo Punto Cero-gamma por la alteración de la percepción del tiempo-espacio; alteraciones de las ondas delta; disminución de ondas alfa que se ha observado en practicantes de yoga. Además las ondas alfa en relación con las ondas theta es posible que manifiesten un comportamiento peculiar.

Nuestro cerebro tiene impresionantes posibilidades sólo parcialmente exploradas. Por ejemplo, la Terapia de Expansión de la Conciencia que aplica el doctor Oswaldo Peredo y que es compatible y complementaria con La Terapia del Campo Punto Cero, hace elevarse las frecuencias alfa en los procesos de regresión, siendo posible recordar todo lo tratado y eliminar “grabaciones patógenas” del pasado que afectan a la persona y que es necesario llevar a la consciencia presente.

En hipnosis profundas ocurren alteraciones de las ondas delta y funciona de forma predominante el hemisferio cerebral derecho. Mientras que en el habla y las actividades típicas de la vigilia, del estar despierto, presentan una elevación de la frecuencia relativa de ondas beta bajas (v. gr. 13-28 Hz), que permiten alerta, pero también miedo y ansiedad. Las ondas beta altas (arriba de 28 Hz) indican ordinariamente confusión y estrés, pero también se han asociado a estados alterados de conciencia.

El manejo de cada una de las ondas cerebrales parece ser entonces una puerta para cierto tipo de realidad: las ondas beta nos hacen permanecer en la realidad ordinaria; en el sueño alteramos ese patrón, aparecen ondas alfa primero y luego ondas theta; en la hipnosis profunda accedemos a aspectos involuntarios asociados a ondas delta; en la Terapia de Expansión de la Consciencia o deshipnosis podemos acceder a la totalidad de la “memoria individual” presente y pasada mediante elevación de la frecuencia relativa de las ondas alfa; en La Terapia del Campo Punto Cero y en las técnicas que le subyacen de las Manos de Luz de Bárbara Ann Brennan, de El Despertar de Cheri Gannon y de la Terapia Theta de Vianna Stibal se accede a la “memoria trasnpersonal” o “memoria genérica” humana mediante las ondas theta en una proporción mayor que en el sueño.

• La psicología dinámica del siglo XXI

Nos muestra frente a los paradgimas psicológicos y psicoanalíticos del siglo XXI que la arquitecta de la inteligencia es la emoción. No hay un cerebro lógico puro, ni éste es un ideal, sino que el ser humano está inmerso siempre en un pluriuniverso de Interpretaciones Emocionales: hacer sentido y dirigirse a la acción, dirigirse a la acción y hacer sentido de ello.

• El ritmo cardiaco

La conexión consciente con nuestro propio corazón es el punto de partida de la terapia, que es posible gracias a nuestro funcionamiento cardiaco.

• La epífisis

El empleo de la glándula epífisis (o pineal) conlleva una multiplicidad de efectos que eran intuidos milenariamente. Esta glándula desarrolla cristales de calcita en animales y humanos, que son fuente de un posible efecto piezoeléctrico. Existe toda una cadena de fenómenos originados en la epífisis, que están parcialmente estudiados. Esta glándula cerebral única conecta con el tracto del núcleo supraquiasmático a la retina, se vincula con la producción de luz interna y muy posiblemente con la producción de serotonina (clave en los procesos depresivos), melatonina (con propiedades curativas en cánceres glandulares) y/o dimetil triptamina (alucinógeno natural, presente en preparados rituales como la ayahuasca), lo que explica en el plano físico muchos fenómenos de alteración de la percepción y modificación de la salud que ocurren en La Terapia del Campo Punto Cero.

• La reconfiguración aural, que además del conocimiento en la tradición, sabemos que ha sido fotografiada desde el inicio del siglo XX (fotografía Kirlian), es medida en cuanto a su energía por diversos medios contemporáneos hasta precisar su frecuencia vibratoria y es susceptible de percepción consciente en los procesos de sanación.

• La existencia de fenómenos de orden cuántico diverso

El efecto del observador modifica lo observado, según ocurre al entrar el o la sanante en el campo de la conciencia del sanado o la sanada: La superposición atómica permite que dos átomos ocupen un mismo espacio al mismo tiempo. Los puntos de elección explican cómo es posible seguir rutas diversas para llegar a un punto presente con resultados diferentes, según sucede al terminar la sanación. El continuo espacio-tiempo más allá de la realidad secuencial temporal ordinaria y la posibilidad de una partícula de estar en dos o más lugares del universo a un tiempo explica nuestra ubicuidad al aplicar terapia a distancia a sujetos ausentes- La conexión cósmica originaria a partir del Big Bang nos permite comprender nuestro vínculo al todo y las discusiones sobre la mente como condición inicial del universo nos permiten entender porque es posible compartir la mente con otros humanos así como con animales, plantas e incluso objetos inorgánicos.

• La biología de vanguardia

Nos revela cómo el ser humano es un Sistema Dinámico, como en él y en la especie influyen en un mecanismo de ida vuelta los genes, el núcleo, el citoplasma, la célula, el tejido, el órgano, el organismo, la cultura y el ambiente, lejos de versiones deterministas y mecánicas que privan en el mal llamado Occidente desde la Edad Media. Los conocimientos sobre los genes de la juventud de las abejas. El descubrimiento del funcionamiento central no sólo del ADN originario sino del epigenoma producto del desarrollo de cada individuo. El aporte de Rupert Sheldrake sobre los campos morfogenéticos que nos permiten comprender cómo una especie puede adquirir a distancia y en forma espontánea comportamientos determinados una vez que un número crítico mínimo de la especie los adquiere.

• La bioquímica y física del agua

Nos revelan –en estudios de la Dra. del Río, investigadora mexicana del Instituto Politécnico Nacional–, la estructura del agua cristal, agua pesada que integra 39 moléculas de agua, que es producida naturalmente por el organismo joven y sano, y que permite combatir procesos de enfermedad y de oxidación asociados al envejecimiento. Los estudios del investigador japonés Emoto, con esa misma agua cristal, permiten demostrar el modo en que en el agua se “imprimen” los mensajes del lenguaje, del pensamiento y otros fenómenos vibratorios, alterando la estructura de los cristales de agua. Además el agua pura rodea los microtúbulos de las neuronas, que son candidatos al sitio en que ocurre el efecto cuántico cerebral y mental general, ya que son estructuras presentes también en plantas y animales.

• La teoría de la información

Nos permite comprender que el universo es información, memoria, y podemos acceder a ella por mecanismos inscritos en nosotros mismos. Todo es memoria. Lo único que necesitamos es la técnica para acceder a ella.

• La teoría dinámica de la comunicación

Nos permite:

INTERVENTOR

1) establecer un flujo dialógico entre el amoroso sanante, interventor o mediador con el sanado, asegurar el involucramiento y reparar perjuicios,
2) hacer prevalecer la escucha del sanado o sanada por encima del habla del terapeuta,
3) comprender realidades de la sanación que acontecen en la comunicación en un plano “no ordinario”, transpersonal,
4) seguir el flujo dinámico de la comunicación con el sanado o sanada y de él o ella con la enfermedad y su origen para desestancar la enfermedad, la energía, y hacer consciencia en el sanado para reconocer sus emociones y creencias negativas permitiendo superarlas,
5) privilegiar las emociones, como cemento y centro de la comunicación, así como de la salud.